jueves, 25 de junio de 2009

Monologo de un domingo por la mañana


El estaba en mi habitación, tenía tiempo esperándome, lo observaba y se quedaba quieta sin decir ni una palabra.

Yo sabía que lo tenía que hacer pero no había luz, era el momento perfecto para escaparme.

De repente oigo voces, es mi madre que me avisa que acaba de llegar la luz.

Ella no sabe que el esta ahí en mi habitación.

Pensó que se había ido hace 3 días.

Tenia que deshacerme de el, pero no quería hacerlo.

Quería, pero no debía.
Debía, pero no quería.

Tenía un debate interno, y el tiempo corría.

De golpe oigo que alguien trata de abrir la puerta, lo escondo rápidamente.

Era mi madre para avisarme que volvería a salir.

Era mi oportunidad perfecta,
Me pongo una ropa más cómoda para la ocasión.

Me siento frente a el, lo miro y le digo: “Ya es hora, ya estoy lista”

Lo conecto y comienza a lavar la ropa que desde hacia días me esperaba.

Mi madre nunca se dio cuenta de que ese domingo a las 10:00 AM estaba lavando…

A las 12 termine y pude deshacerme de el, pero solo será hasta la próxima semana cuando el
Cuando el vuelva a aparecer…

jijijiji merlyn es la culpable y la de la idea original :D

4 comentarios:

Volcano dijo...

Muy interesante e intrigante, has puesto a volar mi imaginacion, desde el principio del relato.



saludos

LA NOVATA dijo...

jajajja gracias, es un placer

Mya dijo...

victoria!! dos palabras para ti, y con el permiso de virtu.. no es nada personal. TU MAI!!

JAJAJA haz un monologo de esos en mi casa :D

LA NOVATA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.